Alcolea

                                              

Nuestro centro

S.E.P de Alcolea es una sección del CEPER FUENSANTA. Es un centro público específico de educación permanente de personas adultas perteneciente a la red de centros públicos de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, puesto en funcionamiento en los años 80 con el objetivo...

                                              

Nuestro centro

S.E.P de Alcolea es una sección del CEPER FUENSANTA. Es un centro público específico de educación permanente de personas adultas perteneciente a la red de centros públicos de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, puesto en funcionamiento en los años 80 con el objetivo de erradicar el analfabetismo.

Se creó en el año 1987, dotado con dos plazas. Posteriormente, en 1998 se amplió a una más para poder atender a la Barriada del Ángel.

Desde su puesta en funcionamiento, la finalidad del Centro de Educación de Adultos ha sido ofrecer a todos los mayores de 18 años la posibilidad de adquirir, actualizar, completar o ampliar sus conocimientos y aptitudes para su desarrollo personal o profesional. A tales efectos, desde la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía se ha ido promoviendo la implantación de una oferta de enseñanzas flexible que con el paso de los años se ha ido modificando y adaptando a una realidad cambiante.

Inicialmente, la actividad principal del Centro de Adultos, como originariamente se conoció, era la Alfabetización de personas adultas. La mayoría de nuestro alumnado pertenecen a la clase trabajadora, eran mujeres que habían nacido en los años 30 y 40, que no habían podido ir a la escuela porque fueron tiempos difíciles; primero, la Guerra Civil, y después la dura posguerra. No había escuela para todos como hoy la entendemos, y la mayoría tuvieron que ponerse a trabajar desde niños, a veces solo por la comida.

Por justicia social, el primer gobierno andaluz atendió la problemática de la alfabetización, una deuda histórica con las personas que no habían tenido la posibilidad de aprender a leer y a escribir.

La Junta de Andalucía empezó de forma experimental en algunos pueblos, y luego se fue ampliando en cursos siguientes con más profesorado, llegando a todos los pueblos de todos los rincones de Andalucía.

En sus inicios, a la gente le costaba venir a nuestras clases de alfabetización, les daba vergüenza que las vieran camino al colegio con los cuadernos y reconocer que eran analfabetas. Tuvimos que luchar mucho contra esto, para conseguir que vinieran a clase, haciendo campañas de captación muchas veces puerta a puerta. La mayoría eran mujeres, porque ellas eran las que habían sido privadas del derecho a la educación, porque primero aprendían los hombre que tenían el papel activo de mantener a la familia y de trabajar fuera del hogar. La mujer no necesitaba ir al colegio, lo principal era que aprendiera a coser y a limpiar. Esto y mucho más nos lo han contado en las clases nuestras alumnas y alumnos. Tenemos que reconocer, para ser justos, que el profesorado de adultos hemos aprendido mucho de nuestro alumnado adulto; nosotros teníamos los conocimientos y ellos, la experiencia que dan los años y la vida.

Pero había un grupo de mujeres y unos cuantos hombres que tenía muy claro que querían aprender y vinieron al colegio para quedarse durante 30 años o más. Ellos fueron los que nos ayudaron a traer cada vez más gente a las clases. Todavía vienen a clase algunas de estas mujeres que abrieron el centro de adultos, pioneras de lo que vendría después, cuando se animaron muchísimas.

En Alcolea era tanta la gana e ilusión de ir al colegio de la gente mayor que empezaron de forma voluntaria, antes de que la Junta contratara a los maestros. Y era un hombre, que sabía un poco más, el que daba clase de forma voluntaria, presionando de esta forma a la Junta de Andalucía para que creara el centro de adultos. Este hombre que generosamente daba clases de alfabetización se llamaba Samuel. El sí había ido al Colegio, le gustaba la enseñanza y la cultura y siempre fue para nosotros un recurso humano muy valioso, colaborando con las maestras en la organización de actividades socioculturales.

Las dos primeras maestras designadas por la Consejería de Educación de forma interina fueron Rafaela Delgado y Mª Carmen Pino. En 1992 se convocaron oposiciones en la que la mayoría de los interinos aprobaron, y tuvieron que concursar en concurso público. Esto ocasionó que la mayoría tuviéramos que movernos de centro. Fue así cómo las dos primeras maestras de este Centro salieron, y llegaron Mª José Pino y Lola Estepa en el curso 1994/95.

A partir de 1999 se incrementó la oferta educativa a la población adulta. Uno de los planes de estos primeros años, relacionado con la alfabetización, fue la Preparación para la obtención de las pruebas teóricas para la adquisición del carnet de conducir. Bastantes personas, con dificultades para obtener el carnet de conducir debido a su bajo nivel de lectoescritura, realizaron su preparación del teórico a la par que mejoraban su lectura y escritura en nuestro centro, ampliándose sus perspectivas personales y profesionales.

También impartíamos clase para la obtención del título de Certificado de Escolaridad y Graduado en EGB. Los grupos estaban formados por jóvenes y mayores que por motivos laborales no pudieron concluir los estudios conducentes a la obtención de la titulación básica, tuvieron a partir de ese momento la posibilidad de adquirir el título que las circunstancias sociales y familiares les habían privado. Las clases de graduado se impartían en el Centro, la evaluación era continua y si esta era positiva el mismo Centro le daba el título. Por aquellos tiempos las clases estaban llenas, solía haber unos 35 alumnos por clase; la motivación era enorme.

Posteriormente estos grupos de “Graduado”, interesados en obtener la titulación básica obligatoria se vieron muy afectados por la nueva Ley de Educación. Ya no podían obtener el título en los Centros de Adultos sino que tenían que presentarse a una prueba libre. Los preparábamos en el centro y luego se presentaban al examen. Posteriormente, con la implantación de la Educación Secundaria Obligatoria hasta los 16 años, el alumnado tiene dos opciones, matricularse en un Instituto de Educación Permanente o en un Centro de Adultos, donde los preparamos para presentarse a la prueba final ( Abril y Junio ).

Por otra parte, las actividades de animación sociocultural también han tenido mucho peso en nuestro centro. No solamente nos hemos limitado a enseñar a leer y a escribir sino que hemos disfrutado haciendo teatro, actividades de ejercicio físico, taichí, baile…yendo al cine, haciendo cineforum, organizando charlas, participando en el Club de las Ideas, pasacalles… concurso de recetas…viajes culturales y actividades que ahora serían impensables….y recordamos con nostalgia.

Complementaban la oferta educativa de estos años, en colaboración con el Ayuntamiento de Córdoba, la promoción del teatro y el cine entre la población adulta a través de los Talleres de teatro y cine. Una de las actividades “estrella” fue el taller de teatro. Llegamos a representar en otros centros de adultos, viajando incluso a los pueblos.

También hemos desarrollado proyectos educativos inter-centros muy interesantes que han significado mucho para profesorado y alumnado, generando una experiencia muy intensa, desde el punto de vista humano. En el curso escolar 95/96 surge la idea de recopilar historias y experiencias de la vida de nuestras alumnas y alumnos, utilizando el lenguaje creativo. Al final se obtuvo como resultado la elaboración de un libro personal de cada uno de los participantes y la publicación, en el curso 97/98, por parte del Ayuntamiento de una recopilación de historias personales muy intensas y emotivas, con el título “Construyendo mi Vida”.

Más tarde, en el año 2001, el Ayuntamiento de Córdoba, nos publicaría otro libro, Ilusiones y Recuerdos. Este libro está centrado en la historia personal de nuestro alumnado, de Alcolea.

También desarrollamos otro proyecto sobre patrimonio monumental de Córdoba, “Córdoba, nuestra Ciudad”. Este material didáctico obtuvo el premio Miguel Hernández en el año 2000, y fue publicado primero, un extracto, por el Ministerio de Educación y Ciencia, y después, completo, en el año 2002, por la Consejería de Educación de Andalucía.

Desde los inicios de la Educación de Adultos, la colaboración económica de los Ayuntamientos ha sido importante. Sin embargo hace unos años, en Córdoba, y en nuestro Centro, se suprimió el convenio municipal y dejamos de percibir una cantidad importante de dinero que nos influyó de forma significativa en las posibilidades de organizar actividades. Sin embargo seguimos colaborando muy positivamente y participando en muchas actividades y proyectos municipales; sobre todo con la Unidad de Salud con la que asimismo participamos en un Proyecto de Ámbito Comunitario, Córdoba por la Salud”, que fue premiado por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía en el curso 2007/2008. ( IV Certamen de Programas sobre promoción de la actividad física y la alimentación equilibrada ).

En el curso 2006/07 se crea una estructura diferente, y nos convertimos en Seccion de Educación Permanente de Alcolea, perteneciente al CEPER “FUENSANTA”, junto con 8 Secciones más: Villa del Río, Montoro, Adamuz, Cañete, Bujalance, El Carpio, Villa Franca y Pedroabad . ( todos somos secciones del CEPER “Fuensanta”.

Las necesidades de la población fueron cambiando y aparecen nuevos planes educativos de Formación Básica, Patrimonio Cultural de Andalucía, Formación para el fomento de la Salud y la prevención de enfermedades, Uso básico de tecnologías de la información y la comunicación, Uso básico de inglés,  y adquisición del título de Graduado en ESO.      Finalmente, la crisis desatada a partir de 2007 reorientó la oferta educativa del CEPER dedicando más esfuerzos a las demandas de formación en informática (niveles inicial y medio), idiomas (niveles equivalentes al A1 y A2), preparación para las pruebas de acceso a los CF de Grado Superior y título de Graduado en ESO. Esta oferta formativa existe actualmente en el centro en horario de mañana y de tarde con el objetivo de que ninguna persona adulta se vea privada del acceso a la formación por motivos laborales, familiares o de cualquier otra índole.

Respecto al profesorado, actualmente contamos con 3, dos profesores y una profesora: Lázaro Calero, Antonio Muñoz y Lola Estepa. Actualmente trabajamos activamente por la internacionalización de la educación participando en los Programas Educativos Europeos Erasmus +, desde el curso 2011/12. Esto nos ha posibilitado la ampliación de los horizontes de nuestro trabajo: trabajando en grupo a nivel local e internacional con otros profesionales de la educación permanente de adultos, compartiendo y cooperando en proyectos comunes.

A pesar de toda la ilusión, energía y fuerza del alumnado adulto de estos comienzos, nunca hemos disfrutado de tener un edificio propio. Siempre hemos estado compartido edificio con Centros Municipales, Correos, Asociaciones de Vecinos, Institutos de Secundaria o Colegios de Primaria. Y en Alcolea en concreto, siempre hemos estado compartiendo con el C.P. “Joaquín Tena Artigas”. El hecho de no tener un centro propio ha ocasionado, en general, limitaciones: problemas de convivencia entre la comunidad escolar: profesorado de primaria, de adultos, padres….etc. Además, todo ello ha limitado el desarrollo y las posibilidades de actuación. No siempre hemos tenido el mismo espacio. La mayor parte del tiempo hemos desarrollado toda nuestra actividad en dos clases, sirviendo una de ellas, además, de secretaría y sala de profesorado. Hubo un intento de crear un centro propio, por parte del Ayuntamiento. Iba a ser en la Casa del Médico, pero luego no sabemos qué pasó. Habían presupuestado ocho millones para la reforma. Este intento fue a principio de los años noventa, luego se fue olvidando. El profesorado trataba de recordárselo pero se acabó enterrando el proyecto.

Actualmente las perspectivas de futuro de este centro no son muy optimistas. La demanda de los Planes Educativos ha caído muchísimo. Quizá podamos encontrar la causa en factores ajenos. Pero preferimos centrarnos en trabajar por conseguir que el Centro de Educación de Adultos ( Sección de Educación Permanente) siga vivo, porque es un recurso cultural importante para la Barriada.

Lola Estepa

Más

Alcolea .

Subcategorías

  • OFERTAS EDUCATIVAS

    Enseñanza semi-presencial

    • Tutoría Apoyo al Estudio: TITULACIÓN E.O.I. de Córdoba:
      Niveles A1 y A2.

    Enseñanza Presencial

    • Preparación de la prueba libre para la obtención del título ESA
    • Preparación de la prueba de acceso a Ciclos de Grado Superior
    • Formación Básica: Nivel 1 y Nivel 2
    • Hábitos de Vida Saludables
    • Patrimonio Cultural y Natural: estudio monumetos de Córdoba y Andalucía
    • Inglés básico
    • Informática: Nivel básico

  • RECURSOS

    Formación Básica: Recursos

    La Consejería de Educación pone a tu disposición materiales educativos para la preparación del Nivel I y Nivel II de la Formación Básica para personas adultas basados en los contenidos mínimos de estas enseñanzas.

    Material correspondiente a la Formación Básica.

    Puedes utilizarlos con o sin conexión, y contienen actividades interactivas. Te recomendamos descargarlos en tu equipo para poder utilizarlos sin conexión siempre que lo necesites. Recuerda que están diseñados para ser utilizados en un ordenador por lo que no es recomendable su impresión.

    No formales: Recursos

    A continuación tienes disponibles los siguientes enlaces a los recursos educativos para:

    Publicaciones de interés

    Enlace a recursos educativos.

    Enlace a la web de Educación Permanente.

  • CONTACTO

    Telefono 957 379 681 y 957 379 680

    email 14500741.edu@juntadeandalucia.es

    Direccion C/ Carretera de Madrid s/n, Alcolea, Córdoba 

    Horario Martes, Miércoles y viernes de 10:00-13:00, Lunes de 16:00-20:00

  • GALERIA