Síganos en Facebook

La Junta de Andalucía, crea el Programa de Educación Permanente en el año 1983, una iniciativa que, con el paso del tiempo, obtiene unos excelentes resultados, pues la tasa de analfabetismo, en ese momento de un 20%, prácticamente se erradica en cuatro años, éxito que quedó reconocido internacionalmente a través del galardón concedido por la UNESCO.

“No hay ninguna edad en la que no sea útil y posible aprender”

El rasgo que define por excelencia la época actual es un cambio acelerado y constante. Este entorno cambiante, complejo y exigente convierte a la educación permanente en un instrumento imprescindible, entendiendo ésta como “toda actuación formativa que tiende a facilitar conocimientos y destrezas a las personas en edad postescolar, así como a promover en ellas actitudes y comportamientos valiosos orientados a propiciar su crecimiento personal y profesional, y la participación social”.